Bye Bavaria Bye

dilluns, de juliol 18, 2005



The Overmanagement & Underethics Business School, oséase, la "Escuela de Altos Negociados, Bajas Pasiones y Trapicheos Varios de la República" no tiene otra alternativa que confirmar que es la fuente "familiar" que cita The Financial Times en su chiva acerca de la toma del control de Bavaria por parte de SAB Miller.

Es la tan cacareada noticia que tenía en vilo a medio país, al país bobalicón que todavía cree en "la confianza de los inversores extranjeros" como si fuese maná del cielo o que jura y perjura que "los Santodomingo seguirán creyendo en el país e invirtiendo en él".

Pues no. Qué pena con la visita. No señores, ni lo uno ni lo otro y sí todo lo contrario. Ahora van a ser otros, allende los mares, los que ordeñen a Bavaria, la magnífica vaca cervecera que les dio durante décadas a los Santodomingo el torrente de platica contante y sonante para comprarse tres cuartos de país y unos lindos apartamenticos en la Quinta Avenida de Nueva York.

Y parte de esa "platica" -como diría mi abuela-, o de esa "plusvalía" -como diría mi amiga comunista MSN-, o de ese "valor agregado" -como lo calificaría cualquier MBA- se quedaba en Colombia: pagándole el sueldo a Dario Arribismendi, la campaña política a Ernestico Samper, las leyes de telecomunicaciones a los congresistas, las pataletas a Lleras de La Fuente, las nepóticas producciones cinematográficas a Sergio Cabrera, las etiquetas de Club Colombia a Augusto López, y el salario a varios miles de compatriotas. En otras palabras, mal que bien, éso se quedaba aquí, redistribuyendo la pobreza.

Ahora, mucho de ese dinero volará en forma de dividendos y royalties, porque los nuevos dueños del aviso están por lo que están. Y si no me lo creen, miren a ver quién es el nuevo dueño de las marcas, porque lo importante son las marcas y no los tarros.

Bavaria llega a este triste final gracias a la miopía de Santodomingo. Fue él quien eligió ser el dueño de un imperio endogámico, en una republiqueta bananera rendida a sus pies, en vez de ser un verdadero magnate de la cerveza a nivel mundial.

Claro, se puso a pendejear con Celumóvil, Cromos, Pastas La Muñeca, Finca, Vise, Colseguros, Bancoquia, Conalvidrios, Caracol, Sofasa-Renault, BioFilm, Cofinorte, Presto, Avianca, Revista Vea, Alfaexport...

En vez de andar en chancletas y bata de seda de Savile Row por su penthouse de la Quinta Avenida hablando por teléfono con Augusto López, debió haber conservado la primera cervecera de Portugal Centralcer, o la españolita Compañía Andaluza de Cervezas, debió haber adquirido y reflotado la Cervecería Baltika cuando el gobierno ruso la privatizó y debió haber depurado a Bavaria de tanta alimaña a tiempo.

Esa sería otra historia, una historia de alguien que estaba dispuesto a conquistar el mundo y no a masturbarse con un pequeño país, a competir con otros en franca lid y no a jugar a ser monopolio amangualado con el poder. Una historía en la que cabría la posibilidad de alegrarnos por la compra de SAB Miller o Scotish & New Castle por parte de Bavaria.

Pero no ha sido así porque como ya él mismo Julio Mario Santodomingo nos lo había advertido; él no es más que un hombre común y corriente, lo que ha tenido es suerte.


Imprímase y cumplase

8 comentarios:

Foucault ha dit...

La repartición de la pobreza, que interesante; con esta adquisición estoy seguro que las 'Chicas Aguila' cambiarán su diversidad étnica y todas mutaran en un clon de Jessica Simpson. Un saludo

Roberto ha dit...

gran post

Ex Bavario ha dit...

Larguele a la lengua hermano, que usted sabe mucho de la santa madre Bavaria.

Catalombia ha dit...

Ex santa, ex madre, ex Bavaria

Anònim ha dit...

Julito Sánchez se ha derretido hablando con los cacaos de bavaria (los antiguos y los nuevos), babenado con lo del negocio del siglo, negocio pa ellos, pa nosotros.

Y la tonta de Maria Isabel Uribe contenta porque los extrajeros miren al país. ¡Pendeja!

ClaudiaP ha dit...

Por que desde el extranjero se ve todo lo que se hace en Colombia tan mal?

Por que no se quieren dar cuenta que aqui hay gente que trabajan por el pais como Santodomingo y otros lideres industriales que hacen que inversores extranjeros crean en Colombia y en los colombianos?

El Cofrade ha dit...

Creo que la única ventaja del señor Santo Domingo era su vil ambición. Pero ya está muy viejo y como eso no lo para ni el Viagra, la cagó.

j. ha dit...

Amen, brother.