Ciudad Perdida. País extraviado

dimarts, de març 01, 2005




Escalinatas Ciudad Perdida.



Fuí por primera vez a Ciudad Perdida en 1992. Subí solo, disfruté en silencio la selva abigarrada y la piedra centenaria. En el camino me crucé con paramilitares, a quienes convencí de mis inícuas razones para caminar solo. Mojé mis pies en el rio Buriticá, dormí en hamaca, me desperté con el canto de la oropéndola. Me encontré con mis Hermanos Mayores, pero la vergüenza me acalló y precipitó mi regreso. Prometí volver.

Y lo hice en 1994. Traté de hacer el mismo camino en compañia de LXV, pero nos obligaron a ir con los turistas extranjeros. Eramos los únicos colombianos además de los guías. Habían pasado más de 500 años y todavía el ánimo competitivo marcaba el camino. ¿Quien llegaría primero?. ¿Quien conquistaría?. Los Hermanos Mayores eludieron el encuentro, los paramilitares hicieron sentir sutilmente su presencia. Predije el futuro de LXV con absoluta precisión cartesiana. A pesar de que me sentí en una manada de jabalís, prometí volver.

Pero no lo haré. No lo haré porque me dolerá ver las escalinatas de Ciudad Perdida llenas de botellas vacias de Aguardiente Antioqueño, latas de Coca Cola y de cajetillas de Marlboro. Porque me joderá hasta la médula ver las piedras pintadas de "Jefferson ama a Cindicandylady" o los árboles heridos con un "Aquí estuvo John Jairo. 18 Enero 2007". Me llevará la rabia casi hasta el suicidio no poder oír el canto matutino de las oropéndolas, porque un cafre las mató y su canto fue remplzado por los chillidos babosos de Diomedes Díaz.

Pero lo que más me dolerá es saber que eso ha pasado ante la indolencia de la mayoría de colombianos. Todos hemos vuelto la mirada para otro lado cuando llegaron los narcos hace 30 años, la guerrilla hace 20 y los paras hace ya casi 15. Todos hemos callado cuando ellos o los otros -es decir la misma mierda- han masacrado a los dirigentes Aruhacos, Arsarios o Koguis -los verdaderos dueños de La Sierra -, o cuando han asesinado a valerosos servidores públicos como la Directora del Parque Tayrona.

Es muy triste corroborar cómo esas retrecheras sospechas, que por puro pudor y respeto a la esperanza ajena nos callamos hace un tiempo, se han venido convirtiendo en realidades de a puño. Duele decirlo, sobre todo cuando hay quienes con fe de carbonero siguen en la lucha tratando de sacar adelante el país. Pero Colombia no tiene solución.

El teleférico de Ciudad Perdida se construirá, de eso no hay la más mínima duda. Y se construirá porque detrás de eso no están tan sólo los políticos regionales o los empresarios del sector turístico, está el mismísimo Presidente Uribe Vélez -que bien conoce La Sierra y a sus nuevos mandamaces-.

No se necesita consultar la carta astral como Mauricio Puerta o leer el Tarot como Mave, ni ser parapsicólogo como mi padre para saber que la inevitabilidad de cualquier tragedia en Colombia está asegurada al 100% porque uno ya sabe quien hace las cosas en este país. Quién masacra, quién embosca, quién trafica, quién encubre, quién se hace el güevón y quién se lucra de todo lo anterior. Son siempre los mismos.

¿Y nosotros?. Pues los mismos maricas de siempre, que además de todo referente moral hemos perdido no sólo la Ciudad y el Campo, sino la Selva, el Desierto, el Mangle, la Playa. Ah! País Extraviado.

______________________________
LXV se casó ocho meses después de ir a Ciudad Perdida con uno de los extranjeros que le cortejaron. Ella me remitió desde Francia algunos de estos artículos que desencadenaron mi desesperanzada rabia:

En El Tiempo: Polémica por proyecto para construir teleférico en Sierra Nevada de Santa Marta

En Diario del Magdalena: Lo que dice el Gobernador Luna

En El Palacio de Nariño: Fortalecimiento de la Seguridad Devolverá Turistas a Santa Marta.

En la Gobernación del Magdalena. La Opinática rusa.

Glosario para neófitos

Ciudad Perdida: Ruinas arquelógicas de un enclave urbano, dedicado presumiblemente como centro ceremonial por la cultura Tayrona. También conocido como Buriticá 200 se descubrió en 1976. Se caracteriza por su impecable integración en el entorno.

Vídeo

Cultura Tayrona: Cultura aborigen que habitaba la Sierra Nevada de Santa Martha a la llegada de los españoles. Habían construído cientos de ciudades en las laderas de la Sierra utilizando la técnica de terrazas. Cientos de centros urbanos Tayronas y su red de caminos que las interconectan es una de las mayores obras de ingeniería en piedra de la humanidad llegando a superar a la Muralla China.

La Sierra. Sierra Nevada de Santa Marta, con sus 5,495 msnm es la montaña más alta del mundo a nivel del mar. Ha sido catalogada como Reserva de la Biosfera por la Unesco


Sierra Nevada de Santa Marta




Imprímase y cumplase

9 comentarios:

tormentadeletras ha dit...

sabes ,me hiciste recordar


sr matanza------------mano negra

cd------casa babylon------


escribis lindo
desde el sur del mundo

brisssasssssssssssssssssssssssssssss

flok dekoke ha dit...

Hace unos 22 años hice el mismo recorrido con mi papá. Comenzamos por la desembocadura del Rio Buritica y caminos durante dos o tres días interminables hasta llegar a una aldea Kogui cuyo nombre no recuerdo. Esto fue antes de los paseos en helicoptero y los turistas y los Kogui precavidos evacuaron el pueblo antes de que llegaramos y mandaron un hermano para ver que queríamos. Un detalle que me llamó la atención eran los candados enormes y antiguos que usaban para cerrar sus casas.
Otra cosa que recuerdo especialmente eran los rugidos impresionantes de los monos aulladores. Quisiera saber si los mónos seguían ahi cuando su mercéd hizo el mismo paseo en el 92 y 94? Cuando nosotros subimos se sentían casi todo el tiempo.

Anònim ha dit...

los dolores se solapan. No es sólo ver desaparecer la naturaleza, sino ver sucumbir el mundo en manos de los ávaros y los violentos.
De poco sirve, pero me duelo contigo.

antoño

halley ha dit...

Mauris,

Gracias...

Flok dekoke,

Si, aun se podia oir el coro ensondecedor y lejano de los micos... era un sonido, un eco o un coro, aun mas nitido y embrujador cuando se miraba hacia el limite del horizonte, y solo veiamos la selva densa que parecia un mar verde lleno de secretos, de sabiduria...desde las terrazas de esa ciudad encantadora y perdida que acababamos de encontrar.

valer-oso ha dit...

No recuerdo quien dijo que el único recurso renovable de los humanos es el egoismo...ahh sabio el. Tengo otro dicho que yo mismo inventé: Hay algo más grande que la inteligencia humana y es su poder. Pero hay algo más grande que el poder y es la infinita estupidez ...de tener inteligencia y poder solo para destruirlo todo! Humanos!!

Catalombia ha dit...

flok dekoke:
Como bien lo recuerda Halley los monos chillaban todo el tiempo. Si algo extraño de mi tierra, a parte de los amigos y la familia es la selva, caminar solo en la densa selva y mojarme lospies en sus quebradas.

Néstor ha dit...

Ana Milena de Gaviria aterrizó en plena Nabusimake en su helicoptero, temblaron las piedras... tembló el corazón... temblaron los monos... y se fueron.

flok dekoke ha dit...

Catalombia:

A su lista de nostalgias y saudades habría que añadirle unas almojabanas, un jugo de curuba y una changuita para el guayabo.

Anònim ha dit...

Aunque para nada servirá, en total acuerdo con Vuestra Merced (Vd.): Colombia ya no tiene solución. Salí de mi país hace ya algún tiempo cuando la terquedad de quedarme no me alcanzó más. Soy bogotano de familia samaria y barranquillera. He visto la indolencia de cada colombiano; ahora ya no queda país a donde regresar. Quiera Dios guardarnos en su Reino.