Come Back

dilluns, de febrer 28, 2005



Después de un receso forzoso por una tendinitis de los extensores de la mano derecha, un amago de tendinitis en la mano izquierda y un jurgo de trabajo he retomado las riendas de la República.

Y he retornado con un post super corto y un post superlargo, para darle comidilla a uno de mis gurús preferidos. Según él, una buena bitacora o blog -no vayamos a caer en discusiones bizantinas a estas horas- tiene que estar compuesta por textos cortos porque los textos largos ya tienen su formato -revistas, cuentos, novelas, etc.-.

Han sido los publicistas los que nos han embaucado con esta tendencia. Frases cortas, rapidez, chispa, ingenio, ritmo, más y más información por centímetro cuadrado. ¡Y así nos va!.

Entre todo esa rapidez se queda el mensaje en favor del truco, del chascarrillo, de la lágrima fácil, del lugar común. Así que a pesar de considerarlo todo un gurú le llevaré la contraria, aquí saldran posts de la longitud que sea, ya sea por necesidad o por apremio a la hora de escribir, largos, cortos, porque lo que importa no es el tamaño, ni el medio, sino el mensaje.


Imprímase y cumplase

2 comentarios:

Natalia ha dit...

El mensaje también es un medio, entonces en el fondo si importa. Igual hay "público" pa' todo.

A mi en particular me gusta leer post cortos, aunque hay largos muy bien narrados que hacen que uno no sienta su "extensión"

Anònim ha dit...

Hola me encantó tu relato, de verdad es hermoso, pero sabes una cosa que es muy fácil decir en lugar de hacer, yo amo Colombia sin conocerla. Tengo muchos, peros muchos amigos colombianos (soy Venezolana) y me encanta el humor de ustedes, su inteligencia, su dedicación y soy de las que digo que Colombia vale la pena. No te desanimes y vuelve a Ciudad perdida y nos cuentas como esta y que te parece ahora.