Stamp Ass

Un retorno

dilluns, de setembre 13, 2004



Has regresado. Han pasado los días de la bienvenida, las horas de la curiosidad.

Ahora ya en la rutina cotidiana buscas ese país, esa ciudad, esos amigos por los que volviste.

Pero ya no están.

Has regresado a un lugar que no existe, a encontrate con quienes en su momento te juzgaron por "abandonar el barco" y ahora te condenan por "tu fracaso", la envidia y la desesperanza han destrozado esos lazos que algún día añoraste.

El tiempo que has estado fuera no fue ni poco, ni mucho, fue insuficiente. Ahora de nuevo, eres inmigrante, pero en tu propia tierra.

Bienvenida.


Imprímase y cumplase

3 comentarios:

Lo que queda de Mel. ha dit...

Al final el exilio siempre es interior. Aunque lo exterior ayuda.
Salud.

Alvaro ha dit...

heiiiii tio ánimos!!!

Catalombia ha dit...

Cuando se vive aquí, se siente que se está en el centro del universo, nunca nada cambia. Cuando te vas por un año, por dos... y luego regresas, cada cosa es diferente. El hilo se ha roto. No se encuentra nada de lo que se busca, tus cosas ya no te pertenecen, no existen más.
Hay que irse fuera, muy lejos, por años y años, antes de regresar para encontrar a tu gente de nuevo, para reconocerte en la tierra que has nacido...”

Escena 94 Paseo Marítimo. Exterior atardecer.
Cinema Paradiso de Giussepe Tornatore