Cuenta atrás

dijous, de setembre 16, 2004



Cinco, cuatro, tres...

Me despierto, entro en un sueño ajeno: he abdicado y lo he hecho incluso con la abnegación que produce admiración en primera instancia, luego incredulidad y por último lástima.

Vuelvo a despertar en una cúbica oscuridad. Insomne busco reconstruir la ambición que me vuelva a quitar el sueño como antaño.

El ansia del calido cuerpo se ve recompensada al despertar a tu lado una, dos, tres noches, cual ensayo de una escena de ese sueño que ha empezado a cumplirse.

Corte. Se repite.

Imprímase y cumplase

2 comentarios:

Lo que queda de Mel. ha dit...

Compañero, "amos" a tomar unas copas. Invito yo.

Anònim ha dit...

Pues cuando quiera nos hechamos unas "politas" en Madrid o en Barcelona. Será un Placer.

Catalombia (de anonimo por un error de Blogger*)